Atardeceres en Formentera

Si cada viaje cuenta una historia, ésta es la de los colores de un cielo en calma…

 

Es cierto que se puede viajar sólo con la memoria, pensar en un lugar visitado y trasladarnos al él a través de nuestros recuerdos, reconstruir historias y situaciones pasadas. Es algo que yo hago con frecuencia…
Pero a través de la fotografía podemos también contemplar un instante ya vivido y volver a sentir una emoción. Nuestra capacidad de recordar se multiplica al contemplar una fotografía antigua.

 

Y es que la fotografía es capaz de capturar un instante de la vida, una emoción, una expresión… nos cautiva y nos transporta emocionalmente a los ojos de quien sostuvo la cámara. Es poesía sin palabras. Es la narración de un cuento en el más profundo silencio. Es el reflejo de una mirada.

 

Cuando viajo, la cámara fotográfica ocupa siempre un lugar privilegiado de mi equipaje. Es mi acompañante de honor y mi mano derecha. Podría decir que viajo a través de la cámara, haciendo miles de fotos, guardando lo que mis ojos ven y mi corazón siente. Gracias a ella conservo lo que mi mente piensa, lo que mi razón analiza de cada rincón que recorro. Es como una copia de mí misma en ese momento de mi vida que inmortalizo y guardo para consultar en el futuro o para recordar aquel increíble lugar al que no podré volver.

 

Pero Formentera no es uno de esos lugares, quien visita esa pequeña isla vuelve. Antes o después, pero vuelve. Formentera tiene algo especial que atrae con fuerza, algo que ralentiza el tiempo y transmite serenidad. El aire que se respira es diferente, tiene algo… algo que se siente suspendido en la atmósfera que se balancea al compás de la brisa marina.

Yo todavía no he conseguido volver, pero sé que lo haré! Mientras tanto, viajo a ella siempre que quiero a través de las fotografías.

 

La luz del faro como señal de llegada. Meta alcanzada. Lugar de destino.

Punto de fuga. Final del camino.

Estrechos caminos y largos senderos recorren la isla y sirven de guía al visitante. Un camino siempre lleva a alguna parte.

En Formentera los caminos no suelen tener salidas ni ramificaciones, pero desde ellos se contemplan los paisajes que le dan sentido, los lugares a los que nos conducen y los que dejamos atrás. Aquí los caminos son testigos de un lugar, lienzo sobre el que pintar.

IMÁGENES CAMINO

Contemplar el atardecer es siempre una experiencia de una belleza inmensurable. Y en esta isla es un acontecimiento espectacular, en el que el sol se posa cuidadosamente ante nuestra mirada que contempla con asombro cómo el cielo se tiñe de infinitos colores mientras la luz se apaga suavemente.

IMÁGENES ATARDECERES PLAYA

Cada día se despide con un atardecer. Cada día es un ritual. Un momento de intimidad entre el sol y la tierra del que se nos permite ser observadores.

IMÁGENES ATARDECERES MONTAÑA

Hay quien contempla los reflejos del cielo desde un lugar privilegiado. Hay quien sobrevuela la isla alcanzando vistas infinitas. Hay quien observa en silencio desde lo alto, vigilando.

Las gaviotas no son sólo un símbolo, son habitantes de la isla que se posan cuidadosamente sobre sus rocas.

IMÁGENES GAVIOTAEntre la dura rotundidad de las rocas y la suave calidez de la arena se mueven las aguas de un mar a veces en calma y a veces nervioso. Un mar que balancea la isla en días serenos como alma inquieta que quisiera despertar a sus espíritus dormidos.

Un mar que es testigo de lo que siente su sol. Aguas que reflejan con fuerza la luz y escriben con sombras entre las olas.

Las olas, compañeras de viaje que cantan melodías a los viajeros. Viajeros que contemplan el horizonte cautivados por tan bella naturaleza, negándole una despedida y soñando su reencuentro.

Así vieron mis ojos este cielo y así es como yo os lo cuento…

Espero que os haya gustado y que los colores de estas aguas hayan pintado en vuestro cuaderno como lo hicieron en el mío.

IMÁGENES DESPEDIDA

Viajad cuanto podáis, conoced lugares recónditos y capturad historias en vuestra memoria. Llenad vuestro baúl de infinitos recuerdos y podréis volver allí siempre que queráis!!

 

Alicia, de ‘el Lápiz de Alicia‘, para ‘Los colores del Lápiz’.
www.loscoloresdellapiz.com

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios