Composiciones florales como cuadros

Elementos naturales llenos de color… Porque no sólo con pintura pinta ‘el Lápiz de Alicia’!

 

Un día me levanté y vi cómo las flores empezaban a caer de los árboles, cogí mi cesta de Caperucita y sin pensármelo dos veces salí a rescatarlas.
Al cabo de una hora y un pequeño paseo, volví a casa con la cesta llena de color! Una improvisada recolecta de flores y ramilletes de diferentes tipos que pronto marchitarían inevitablemente…

 

Qué podía hacer con ellas? Entonces se me ocurrió prensarlas y conservar las flores secas hasta tener una bonita idea.

 

La naturaleza ha sido desde siempre fuente de inspiración para el ser humano. Observarla e imitarla, un reto. Creo que jamás una persona podrá crear algo tan bello como los elementos que nacen de la propia tierra, que se mantienen suspendidos en el cielo o sumergidos en las profundas aguas de los océanos.

En la vegetación la naturaleza nos ofrece toda la paleta de color. Infinitos matices que ni tan siquiera podemos llegar a imaginar. Armonía de colores que nunca deja de sorprendernos.

Los campos y bosques, praderas y montañas… pero sobre todo las flores!

 

Y así llené mi cestita de un montón de florecillas variadas de diferentes colores, tamaños y formas. Por entonces, era sólo una cesta de mimbre llena de flores que marchitaban por segundos.

IMÁGENES CESTA

Las flores están llenas de color. Un color que no pinta pero con el que se pueden crear composiciones cromáticas muy lucidoras.

Pues esto fue lo que se me ocurrió hacer con aquellas flores ya medio pochas: prensarlas y, una vez secas, crear algunas composiciones florales para decorar las paredes, como si de cuadros de pintura se tratara.

IMÁGENES PRENSA

A las pocas semanas, cuando abrí la prensa, los colores seguían ahí.

Puesto que fue algo improvisado, con técnicas caseras y flores ya un poco ennegrecidas… algunas no quedaron demasiado bien, pero otras superaron mis expectativas con creces!

No lo pude resistir y me dejé llevar por ese momento de euforia que se siente cuando abres un regalo en Navidad. No pude recogerlas y guardarlas en una carpeta. Tenía que probar a hacer algo.

IMÁGENES PRUEBAS

Tras jugar un rato con mis nuevos ‘colores’, empecé a crearme una imagen mental de distintas composiciones.

Las flores en sí mismas eran ya tan bonitas que no quise distorsionar su forma ni enmascarar su naturaleza de flor o ramillete. Así que simplemente me limité a organizarlas en varios grupos creando diferentes dibujos florales.

IMÁGENES COMPOSICIONES

Mezclas de flores que nada tienen que ver entre ellas llegan a formar unidades con sentido. Relacionadas por su color y morfología adquieren nuevas formas.

 

Diferenciados cromáticamente, unos cuadros están compuestos por tonos lilas y otros por tonos amarillos y blancos.

IMÁGENES MESA 1

IMÁGENES MESA2

Y así fue como hice de las flores mi nuevo material de pintura con el que seguiré investigando y practicando!

Espero que os haya gustado esta idea decorativa y os motive para seguir las próximas composiciones que haré, más elaboradas y con técnicas mejoradas.

IMÁGENES LARGAS

Sentíos libres de crear e imaginar, porque la creatividad no tiene límites, no conoce las normas ni pone restricciones!!

 

Alicia, de ‘el Lápiz de Alicia‘, para ‘Los colores del Lápiz’.
www.loscoloresdellapiz.com

 

 

Conociendo a ‘el Lápiz de Alicia’

Una imagen dice más que mil palabras!

 

Yo diría que el diseño gráfico es una de las disciplinas artístico-creativas que más recursos emplea y en la que la libertad creativa se compensa con las exigencias previas de un modo irremediablemente excitante para el diseñador! Debe ser por esto que me apasiona tanto!
Esa mezcla de flexibilidad y rigidez, de desorden y perfeccionismo, de llenos y vacíos, de color y oscuridad, de palabras y silencios.

 

El diseño gráfico, como disciplina que utiliza formas, palabras e imágenes impresas o digitales como manera de expresarse, se ocupa de comunicar mensajes de forma visual. Hoy en día sus aplicaciones están muy diversificadas y las herramientas de las que se sirve cambian y evolucionan constantemente.

Con el objetivo de lograr un determinado efecto, el diseñador gráfico hace uso de la estética y la funcionalidad de los distintos elementos y formas empleando el color, la tipografía, las líneas y texturas… organizando todos estos elementos gráficos según composiciones estudiadas bajo un planteamiento para lograr el éxito del mensaje concreto que se quiere transmitir.

 

El diseñador puede tener campo abierto en el que correr pero, eso sí, con el cliente como espectador y árbitro simultáneamente.

En el caso concreto del proyecto que aquí presento el cliente era un tanto exigente, puesto que era yo misma (Alicia), y el objetivo algo ambicioso: diseñar la imagen corporativa completa de una idea todavía amorfa que me rondaba por la cabeza desde hacía años y con ello crearme una identidad propia y fácilmente reconocible conmigo misma.

En primer lugar, tuve que sentar las bases de que lo quería hacer con esas ideas: crear una plataforma visible para todo el mundo donde poder mostrar mi lado más creativo y artístico, expresar mis pasiones y mi vocación, como si de un Portfolio interactivo se tratara. Todo ello de una forma sencilla y clara, pero capaz de evolucionar e ir más allá en el futuro.

En segundo lugar, darle un nombre al proyecto y a mí misma (como quien renace al salir el sol): ‘el Lápiz’, herramienta básica y principal para cualquiera que se exprese de manera no verbal, sea cual sea el campo de actuación. Éste lápiz puede adquirir carácter y personalidad según quien lo maneje y lo que intente transmitir y por tanto, tiene ‘infinitos colores’ (‘Los colores del Lápiz’). El mío, mi forma de manejarlo, es ‘el Lápiz de Alicia’.

 

Con esto ya tenía material suficiente para crearme una imagen, elegir mi propia paleta de colores, diseñar un logotipo que me identificase, fijar ciertas estructuras de composición…

PALETA DE COLORES

Normalmente un logotipo no debería requerir ninguna explicación, ya que su objetivo es precisamente el de transmitir un mensaje de manera puramente visual. Sin embargo, y con finalidad docente, desvelaré aquí algunos de los porqués del mío.

El logotipo tenía que ser claro y sencillo, transmitir el sentido del orden y a la vez la libertad creativa. Y por supuesto, debía ser elegante sin preponderancia. Dos elementos tenían que aparecer sin lugar a dudas: el lápiz y Alicia. Y al fin conseguí un elemento que los reunía a ambos: la ‘A’, que es a la vez la punta de mi ‘Lápiz’ y la inicial de ‘Alicia’. El elemento clave del logotipo se transforma así mismo en su máxima simplificación.

LOGOS

Y a partir de ahí, empecé a maquetar la página web, a diseñar mis tarjetas de visita, flyers informativos, portfolio a modo de librillo, papel de carta, semanario para planificarse el trabajo y un sin fin de elementos que poder identificar con ‘el Lápiz de Alicia’ a simple vista.

PORTFOLIO

Y por supuesto, después de todo esto, no podía faltar una pequeña compra de material de papelería para personalizar mis empaquetados y etiquetas de regalo… porque hay que estar en todo!

PAPELERÍA

Pues aquí lo tenéis, mi pequeño kit de ‘el Lápiz de Alicia’!

Espero que os haya gustado y os enganche para seguir los proyectos que mostraré en adelante.

KIT

Navegando por la web encontraréis más secretos!!

 

Alicia, de ‘el Lápiz de Alicia‘, para ‘Los colores del Lápiz’.
www.loscoloresdellapiz.com