Atardeceres en Formentera

Si cada viaje cuenta una historia, ésta es la de los colores de un cielo en calma…

 

Es cierto que se puede viajar sólo con la memoria, pensar en un lugar visitado y trasladarnos al él a través de nuestros recuerdos, reconstruir historias y situaciones pasadas. Es algo que yo hago con frecuencia…
Pero a través de la fotografía podemos también contemplar un instante ya vivido y volver a sentir una emoción. Nuestra capacidad de recordar se multiplica al contemplar una fotografía antigua.

 

Y es que la fotografía es capaz de capturar un instante de la vida, una emoción, una expresión… nos cautiva y nos transporta emocionalmente a los ojos de quien sostuvo la cámara. Es poesía sin palabras. Es la narración de un cuento en el más profundo silencio. Es el reflejo de una mirada.

 

Cuando viajo, la cámara fotográfica ocupa siempre un lugar privilegiado de mi equipaje. Es mi acompañante de honor y mi mano derecha. Podría decir que viajo a través de la cámara, haciendo miles de fotos, guardando lo que mis ojos ven y mi corazón siente. Gracias a ella conservo lo que mi mente piensa, lo que mi razón analiza de cada rincón que recorro. Es como una copia de mí misma en ese momento de mi vida que inmortalizo y guardo para consultar en el futuro o para recordar aquel increíble lugar al que no podré volver.

 

Pero Formentera no es uno de esos lugares, quien visita esa pequeña isla vuelve. Antes o después, pero vuelve. Formentera tiene algo especial que atrae con fuerza, algo que ralentiza el tiempo y transmite serenidad. El aire que se respira es diferente, tiene algo… algo que se siente suspendido en la atmósfera que se balancea al compás de la brisa marina.

Yo todavía no he conseguido volver, pero sé que lo haré! Mientras tanto, viajo a ella siempre que quiero a través de las fotografías.

 

La luz del faro como señal de llegada. Meta alcanzada. Lugar de destino.

Punto de fuga. Final del camino.

Estrechos caminos y largos senderos recorren la isla y sirven de guía al visitante. Un camino siempre lleva a alguna parte.

En Formentera los caminos no suelen tener salidas ni ramificaciones, pero desde ellos se contemplan los paisajes que le dan sentido, los lugares a los que nos conducen y los que dejamos atrás. Aquí los caminos son testigos de un lugar, lienzo sobre el que pintar.

IMÁGENES CAMINO

Contemplar el atardecer es siempre una experiencia de una belleza inmensurable. Y en esta isla es un acontecimiento espectacular, en el que el sol se posa cuidadosamente ante nuestra mirada que contempla con asombro cómo el cielo se tiñe de infinitos colores mientras la luz se apaga suavemente.

IMÁGENES ATARDECERES PLAYA

Cada día se despide con un atardecer. Cada día es un ritual. Un momento de intimidad entre el sol y la tierra del que se nos permite ser observadores.

IMÁGENES ATARDECERES MONTAÑA

Hay quien contempla los reflejos del cielo desde un lugar privilegiado. Hay quien sobrevuela la isla alcanzando vistas infinitas. Hay quien observa en silencio desde lo alto, vigilando.

Las gaviotas no son sólo un símbolo, son habitantes de la isla que se posan cuidadosamente sobre sus rocas.

IMÁGENES GAVIOTAEntre la dura rotundidad de las rocas y la suave calidez de la arena se mueven las aguas de un mar a veces en calma y a veces nervioso. Un mar que balancea la isla en días serenos como alma inquieta que quisiera despertar a sus espíritus dormidos.

Un mar que es testigo de lo que siente su sol. Aguas que reflejan con fuerza la luz y escriben con sombras entre las olas.

Las olas, compañeras de viaje que cantan melodías a los viajeros. Viajeros que contemplan el horizonte cautivados por tan bella naturaleza, negándole una despedida y soñando su reencuentro.

Así vieron mis ojos este cielo y así es como yo os lo cuento…

Espero que os haya gustado y que los colores de estas aguas hayan pintado en vuestro cuaderno como lo hicieron en el mío.

IMÁGENES DESPEDIDA

Viajad cuanto podáis, conoced lugares recónditos y capturad historias en vuestra memoria. Llenad vuestro baúl de infinitos recuerdos y podréis volver allí siempre que queráis!!

 

Alicia, de ‘el Lápiz de Alicia‘, para ‘Los colores del Lápiz’.
www.loscoloresdellapiz.com

 

 

Mi primer óleo

Tu pusiste un pincel en mi mano, yo lo agarré con fuerza y ya no lo quise soltar!

 

El olfato es el sentido que más memoria tiene.
Un determinado perfume puede transportarnos instantáneamente al otro lado del mundo decenas de años atrás, es capaz de poner frente a nosotros una imagen que ni tan siquiera sabíamos que estaba en nuestro infinito baúl de recuerdos…
El óleo es sin duda un tipo de pintura con un olor muy fuerte y característico. He respirado mucho de este perfume…

 

Considerado un medio artístico sumamente expresivo, en la pintura al óleo la pincelada marca un lenguaje claramente visible e identificable. Quizá es por esto que absorbe de tal manera a quien lo está pintando, transportándolo a ese mundo creado en torno a él, al que nadie más puede acceder. Es un momento de intimidad y paz inigualable en el que se crea un diálogo privado entre el pintor y la pintura.

 

A lo largo de nuestra vida estamos expuestos constantemente a una cantidad infinita de influencias externas que inciden en mayor o menor medida sobre nosotros. Y cuando somos niños, nuestra capacidad de absorber información es enorme.

Durante mi infancia pasaba horas y horas dibujando, pintando, coloreando… mucho más del tiempo normal que los niños dedican a estas actividades. No creo que fuera por casualidad, no creo que un día me despertara con ganas de sentarme a garabatear sobre un papel en blanco.

Alguien me mostró los colores, me cogió la mano con delicadeza y guiándome con cariño me enseñó a dibujar. Alguien puso en mí las herramientas que necesitaba para descubrir mi pasión por el dibujo. Alguien creyó que era capaz de imaginar paisajes de colores y me regaló papeles en blanco para llenar con miles de historias.

 

Años después, cuando las ceras y lápices de colores ya formaban parte mi vocabulario y mis carpetas rebosaban dibujos variopintos, tu pusiste un pincel en mi mano, yo lo agarré con fuerza y ya no lo quise soltar!

Ayudarme a descubrir los misterios de la pintura al óleo fue sólo el principio de algo que nos uniría para siempre.

Se trata de una de las técnicas gráfico-plásticas más flexibles en cuanto a su versatilidad y capacidad de expresión, permitiendo conseguir resultados increíbles para un principiante en la materia. Admite errores y rectificaciones, es susceptible de cambio. El lienzo es un ente vivo en constante transformación hasta que se da por finalizado.

 

Me mostraste el vocabulario para que yo creara mi propio lenguaje y empezara a hablar. Me enseñaste cómo dar las primeras pinceladas de encuadre, cómo dar profundidad con las siguientes y cómo matizar sombras y detalles con otras sucesivas.

Aquella primera pintura marcó mi vida.

 

Como si del alma de las cosas se tratara, un aroma nos acompaña toda la vida. Al reconocerlo lo asociamos directamente con su dueño, con ese momento y, lo más interesante de todo, lo asociamos con el sentimiento que vivimos entonces hasta el punto de llegar a revivir ese instante casi con la misma intensidad emocional.

Esta caja no sólo contiene algo que añoro y que a la vez me acompaña todos los días, esta caja encierra un aroma único y difícil de describir.

Tengo varias cajas llenas de tubos de pintura de diferentes épocas de mi vida, algunos ya resecos, otros vacíos. Pero esta caja es diferente. Esta caja no sólo huele a óleo!!

IMÁGENES RECUERDO

No sabría decir con certeza si esa casa olía a las pinturas que contiene la caja o es la caja la que ha guardado en su interior los aromas de esa casa, que invadían el aire y se dejaban intuir ya desde el rellano… Pero sí se los recuerdos que me vienen a la memoria cuando la abro.

Cada vez que cojo un pincel aparecen de nuevo, cuando elijo el tamaño del lienzo, un tipo de papel o una gama de colores. Están ahí siempre, me inspiran y me dan confianza.

IMÁGENES MATERIALES

A partir de entonces, cogí la paleta y empecé a hacer mis propias mezclas de colores. Empecé copiando fotografías de paisajes más o menos realistas, pasando por etapas extrañas de abstracción absoluta. Hasta que, como simple aficionada a la pintura, sigo mis propias reglas (que cambio con frecuencia).

IMÁGENES MATERIALES2Esta no es una pintura original ni demuestra una gran técnica, pero fue mi primera pintura al óleo.

Aquella humilde e infantil copia sobre una vieja cartulina azul… Ese fue el principio de una larga historia que no dejaré terminar!

Espero haberos inspirado como me inspiraron a mí en el pasado y que os mantengáis motivados para seguir aprendiendo y creando cosas nuevas.

IMÁGENES CUADRO

Dejaos enseñar y aprenderéis a descubrir vuestros propios secretos!!

 

Alicia, de ‘el Lápiz de Alicia‘, para ‘Los colores del Lápiz’.
www.loscoloresdellapiz.com